Pan de Muerto

En México se cree que las almas de los difuntos visitan a los vivos durante la noche del 1 al 2 de noviembre. Para recibir a los difuntos, se erigen altares en las casas y se decoran con flores, velas, esqueletos y calaveras de dulce y en especial las fotografías de los difuntos que se están conmemorando. En el Altar no deben faltar la comida y bebida favoritas de las almas fallecidas, además del tradicional Pan de Muerto, un pan que se hornea especialmente para esta celebración. Para evitar que los difuntos se pierdan en el camino a casa o lleguen a un altar de sacrificio equivocado, se esparcen flores amarillas de Cempasúchil en el camino desde el cementerio hasta las casas respectivas. El Día de Muertos en México no es un día de luto, sino un colorido festejo folklórico en honor a todos los difuntos.

Ingredientes:
  • 42g cubo de levadura fresca o
  • 14g de levadura seca
  • ½ Taza de agua fría
  • ½ cucharadita de azúcar
  • 5 tazas de harina para todo uso (650g)
  • 5 huevos (temperatura ambiente)
  • 2/3 taza de leche condensada
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 2/3 de taza de azúcar (150g)
  • 200g de mantequilla (temperatura ambiente)
  • 5 gotas de extracto de naranja o ½ cucharadita de cáscara de naranja (opcional)
  • 1 limón y un poco de azúcar para decorar
Preparación:

Mezcle bien la levadura, media cucharadita de azúcar y el agua y déjela reposar de 5 a 10 minutos. Ahora mezcle la harina, la mezcla de levadura, los huevos, la leche condensada, la sal, la vainilla y, si lo desea, el extracto de naranja con la batidora de mano. Añada la mantequilla poco a poco sin dejar de remover hasta obtener una masa homogénea.

Cubra la masa con una toalla y déjela reposar en un lugar tibio durante unas 2 horas o hasta que haya doblado su volúmen. Una vez pasado este tiempo, divida la masa en 5 piezas iguales.4 de las 5 piezas se forman en panes redondos individuales y se cubren de nuevo con una toalla en una bandeja de horno cubierta con papel de horno. De la masa restante se forman los „huesos y cráneos cruzados“, añadiendo más harina para que la masa no esté pegajosa. Los „huesos“ se forman amasando tiras largas y desuniformes de masa y los „cráneos“ Se forman simplemnte como una bolita de masa. Una vez formadas las decoraciones se presionan sobre la masa que se reservó para los panes. Se deja reposar la masa durante unos 30 minutos más.

Finalmente hornee los panes a 180 grados centígrados de 15 a 20 minutos, o hasta que tengan un color dorado. Se sacan del horno y se dejan enfriar durante unos 10 minutos. Para la cobertura, se calienta un cuarto de taza de azúcar con 2 cucharadas de agua y el jugo de medio limón hasta que se forme un jarabe. Unte los panes con el jarabe tibio y espolvoreé con azúcar. ¡Listpo está el Pan de muerto! Sirva con una taza de chocolate caliente.

 

Etiquetas: mexico, rezept, totenbrot

Los campos marcados con un * son obligatorios.

He tomado nota de la política de privacidad.